Comencé a fotografiar el 2 de noviembre de 2013. Finalicé en mayo de 2014. Mi agradecimiento a Carmen Hauke Bea.

El 21 de julio de 2016 – cumpliendo con la tradición local – comenzó el derribo de Averly.  

AF 

«Tres siglos ya bruñen el broce, el hierro, la madera, el yeso. Tres siglos de acción, de artesanía y de afirmación desde una ciudad y desde una concepción de los oficios que avanzan hacia la nada. Andrés Ferrer sabe tratar lo inerte, sabe mirar y halla lo imperceptible, el drama oculto. Averly, en su beldad irrefutable y vencida, es una tragedia que el polvo matiza a cada instante como si fuera un eficaz apuntador. El dramatis personae, de tan avasallador resulta casi insoportable». 

Antón Castro  “Una elegía de luz”  (2014)