«Llenan el vestíbulo y el patio las sombras de los que descienden al tenebroso Erebo; el Sol ha desaparecido del cielo y una horrible oscuridad se extiende por doquier».

Homero “La Odisea”